CALENDARIO MAYA

SE CUMPLEN CUATRO CICLOS DE VENUS.


Por Sergio Calderón C.


El 28 de Octubre del 2018 se cumplen 4 ciclos venusinos de 584 días (tal y como lo registra el Códice Dresden) a partir de la Conjunción Inferior del 5 de junio del 2012, cuando este planeta cruzó frente al disco solar, al mismo tiempo que Júpiter se alineó con el punto Cero del Cielo Zodiacal Maya, marcado por TSAB (LAS Pléyades), el cascabel de la constelación de la Serpiente KAN. Dicho día será HOIL (5) AHAU, fecha de KUCH K'INIL (Tzolk'in) en la cuenta extraída del Códice Dresden, o sea, la que usaban a mediados del primer milenio cristiano). SAK EEK', el Lucero Blanco, Venus, pasa de ser Lucero Vespertino a Matutino. 

En cualquier parte del mundo, se pueden observar las etapas de Venus de la misma manera; así lo registraron los astrónomos mayas en el Códice Dresden: 236 días como lucero matutino, 90 días que desaparece detrás del Sol, o sea cuando está más alejado de nuestro planeta, 250 días como lucero vespertino y 8 días en los que cruza entre el Sol y nuestro planeta. Estas medidas son aproximadas. 

En 2012, la fecha maya de este evento se dio en una fecha de KUCH K'IN, 9 KAN, y de HAAB, 4 SIP' (5.6.2012), tras 2920 días, o sea 5 veces 584 (ciclo venusino) tendremos el quinto ciclo de SAK EEK' (Venus), tras 8 ciclos de 365 días terrestres (HAAB), en una fecha maya 4 KAN, 4 SIP' de nuevo, pero en el día cristiano 3 de junio del 2020 y si se fijan, la fecha gregoriana se mueve un par de días, lo que explica el hecho de que a esta rueda maya llamada HAAB, no se le aumentan los días bisiestos; quiere decir entonces que esta rueda maya de 365 es una cuenta de interrelación Venus-Tierra y no es precisamente un calendario terrestre como lo han mal interpretado o quizás re adaptado los meshikas contemporáneos, aumentando cuartos de día cada año. Estoy seguro que los mayas fueron los creadores, muchos miles de años antes, de este sistema de números maestros para sincronizar el movimiento del cosmos. Podrán apreciar que también coincide el signo de KUCH K'IN, aunque con 5 números de diferencia y entonces podremos afirmar que después del 2020, tendremos, tras 5 ciclos de Venus otra conjunción inferior exactamente en una fecha de HAAB, 4 SIP', combinada con una fecha de KUCH K'IN, 12 KAN; ¿no les parece muy ingenioso? Un sistema matemático aplicando números maestros, en donde el común denominador nos guía para calcular el momento en donde se pueden hallar los fenómenos cíclicos astronómicos y sus efectos naturales y sociales. Por eso con estas tablas mayas podemos pronosticar hasta los momentos propicios para las migraciones; así lo podemos comprobar hoy, pues aunado a la llegada de un letargo solar cíclico y natural, fluctuando alrededor del cierre de UUTS’ KATUN (ciclo de 312 años HAAB) que entró con el UASHAK’ (8) AHAU K’ATUN en el 2016, los procesos migratorios se han venido acelerando, esta vez hacia el Norte, tal cual sucedió en épocas pasadas según esta registrado en los libros del CHILAM BAALAM, en el K’AHLAY DE LOS K’ATUNES, libro que registra la historia de los ITS’ HAA (mayas), desde el año 97 d. C. hasta la colonización española. AHAU.

Comparto el video en que habla sobre las señales de los agrogramas y los datos astronómicos del 2012: 



"Ofiuco" no es un nuevo zodiaco.

Están divulgando una página que según hay nuevo zodiaco llamado "Ofiuco" según la NASA y no es cierto, ni siquiera no fue dicho por la NASA.

Los mayas dividieron en 13 ciclos de 28 días el Zodíaco Solar (364 más el día Cero cuando el Sol se alinea con las Pléyades el 20 de Mayo actualmente), porque el Sol da una vuelta sobre su propio eje en 28 días y es la forma más exacta de dividir el año. Son coordenadas astronómicas exactas que no tienen relación con lo que tarda en cruzar las constelaciones pues una son más extensas que otras. 




No hay texto alternativo automático disponible.


Ofiuco es cruzada por el Sol al mismo tiempo que cruza Escorpión astronómico, para los mayas ITS’AN-NA SHIBKAY, el pez lagarto inserto en la región de la Vía Láctea. Los mayas observaron el cielo por miles de años más que la ciencia actual, tenemos referencia del año 18,490 a. C. y comprobaron que el ser humano y todos los seres vivientes se desenvuelven en relación directa con el movimiento del cosmos, no somos ajenos a él. Me parece inteligente el pensar que somos parte de un mecanismo universal y no seres aislados en el universo.


Te gustaría conocer cuál es tu Zodíaco Maya? Entra y busca tu fecha: 

OSHLAHUN TIK'UH.

LA GRAN CALUMNIA CULTURAL.

Por Sergio Calderón C.

En 1492 llegan a este continente los europeos, pensando que serían las Indias, de las cuales ya se tenían noticias en Europa por medio de algunos aventureros tales como Marco Polo y comandados por un visionario adelantado al promedio mental en Europa, quien pudo convencer a los reyes católicos de patrocinar su proyecto, el cual comprobaría que nuestro planeta es redondo; era Cristóbal Colón, quien tuvo que acompañarse de bandidos extraídos de cárceles diversas y de uno que otro marino aventurero.

Tras una serie de continuas excursiones, se topan con el mazo continental, pues el consentimiento y patrocinio del reino de Castilla fue dado y después de tener información falseada, la decisión era el conquistar una gran cantidad de tierras llenas de salvajes. Los reyes católicos originalmente habían dado la orden de que en el caso de encontrar pueblos organizados y civilizados hicieran alianzas, pero, si encontraban salvajes idólatras y que hicieran sacrificios humanos, entonces, podrían hacer lo que juzgaran conveniente; ¿qué fue entonces lo que tuvieron que inventar estos aventureros, ávidos de poder y riqueza?, pues, aquello que tendría contentos a sus reyes. Esta es la causa por la cual creemos que los famosos sacrificios humanos que nos han inculcado son falsos y además sembrados en códices de la época colonial manipulados por estos incultos invasores, una triquiñuela política para ser favorecidos.

Hasta la fecha, nunca supieron a dónde habían llegado en realidad; no pudieron comprender el avance científico de estos pueblos a los que creyeron salvajes por el hecho de no andar vestidos a la usanza de los pueblos nórdicos del planeta, ya que aquí el clima es otro y más en las costas. Ellos a duras penas comenzaban a aceptar que la Tierra es redonda, mientras que 900 años antes de su llegada, tenemos fechado un documento científico, el cual tenía que haberse desarrollado, mínimo algunos cientos de años antes; este documento llegó, por azahares del destino a la ciudad alemana de Dresden, es el Códice Dresden y en él encontramos la Tabla de Sak Eek’, la Estrella Blanca, Venus, con fecha de inicio  9.9.16.0.0, 4 Ahau, 8 Kumk’uh, que corresponde a Marzo 1 juliano o 4 Gregoriano, del año 629 d.C., según la C.S. 584300, de Chehkeh y por cierto, día de Eclipse Solar. Esta fecha era muy significativa astronómica y ritualmente hablando, por estarse cumpliendo 72 vueltas de BUK’ SHOK, ciclos de 52 Haabs de 365 días sin bisiestos (18980 días), en que se repiten fechas de Kuchk’inil y Haab, (73 ciclos de 260 días = 18980), esto, a partir del inicio de esta Cuenta Larga, que se había iniciado 3743 años antes. Y regresando seis años antes, a donde nos remite el texto del códice, estuvo cerca del onomástico número 20 de MAK’IN AK ULUL CHIK’ULIL, hoy rebautizado como PAKAL BOTAN, en el 1 AHAU, 18 K’ayab, en el año 623, llevaba cerca de 8 años de gobierno, ya que desde los 12 fue nombrado Mak’inak. Esto me parece extraordinario y es señal de que nos hemos acercado a los eventos que los mayas registraron, a la cuenta correcta. Posiblemente esta tabla de Venus, fue creada por él mismo, como una especie de tesis astronómica para la Universidad de BAALAM KAN (Palenque).

Algunos años adelante, tenemos otra de las tablas astronómicas que constituyen este códice, exactamente en una fecha maya con diferencia de más de 126 años entre el comienzo de una y la otra (9.16.4.10.8, 12 Lamat, 1 Moan, 23 de Noviembre del 755 d.C., 8 Juliano). La Tabla de los Eclipses se recorre en 11960 días, cerca de 33 años, 405 lunaciones y es reciclable; ajusta con los eclipses lunares y solares, a partir del año 166 d.C. y se puede repetir con porcentajes del 93%, los lunares 65.7%, los solares, y podrían ser mayores los aciertos obtenidos durante 21 recorridos de casi 33 años cada uno, hasta el año 854 d.C., o sea, 688 años y el porcentaje de aciertos podría aumentar si los científicos contemporáneos calcularan un aceleramiento de nuestro sistema solar evidente, según las mediciones en época maya en comparación de las actuales, pues todos los planetas fueron medidos fracciones cronológicas más lentos.

Tenemos inscripciones mayas, en el Altar 1 del Naranjo Guatemala, que nos llevan a una fundación de un pueblo en el año 16117 a.C., 10 de Febrero, fecha maya 6.0.7.1.10, 13 OK, 18 Kank’in, pero dicha cuenta tendría que haber comenzado con la fecha maya:    
0.0.0.0.0, 4 AHAU, 18 Keh; Julio 30, 18 490 a.C. (día 0), la estela del Altar 1, Naranjo esta fechada el año 16 117 a.C. y después de 4 vueltas de 1872000 días, llegamos al día 0.0.0.0.0, 4 AHAU, 3 Kank’in; 7 de Enero del 2013 d.C. 7488000 días, última fecha inscrita en piedra, en El Tortuguero, Tab., Estas son las ERAS MAYAS OSHLAHNIK’TE. Según estelas existentes; más de 20 500 años de historia.
Si sumamos los ciclos de 144 000 días llamados NIK’TE, llevamos recorridos 52/13 = 4 y comenzamos a recorrer la quinta vuelta, algo así como un quinto Sol.
6.- Entonces podemos sospechar que la cultura maya es una de las más antiguas del mundo y que desarrollo una ciencia, astronómica, metereológica, botánica, medica, arquitectónica, artística, humanística, espiritual, con virtudes insospechadas. Su sistema se basó en el método científico de la observación y codificación escrita de los fenómenos; desarrollo un sistema basado en los números maestros y fractales aplicados a los ciclos naturales y su relación cronológica que actualmente es conocido como Calendario Maya y en el cual basaron su desarrollo espiritual como una civilización muy inteligente.

Observaron la relación que existe entre los fenómenos de las manchas solares y el viaje cíclico de los planetas y comprendieron que la naturaleza planetaria responde a los intercambios simbióticos de las energías de este sistema. Su calendario no es tan solo terrestre, abarca la cronología de todo el sistema, ya que contiene numerología solar zodiacal, 13 x 28 + 1 o 2, en el Códice Trocortesiano, Mercurial, con semanas de 9 días, 9 x 13 = 117 ciclo sinódico de SHUSH EEK’, la Estrella Avispa, x 7 = 819/9 = 91, los AH TOK’, las estaciones del año terrestre, en las estelas. Tablas de SAK EEK’, Venus, su ciclo es de 585 días x 5 = 2920/365 = 8 Haabs, así con las mismas fechas de esta rueda, encontramos las conjunciones Venus-Sol, y se recorre 13 veces = 104 Haabs, de 365 días = 37960 (Códice Dresden). Marte, CHAK EEK’, midieron su ciclo sinódico en 780 días terrestres y basado en este, fue creada la tabla biorrítmica universal maya, que fue utilizada por todas las culturas mesoamericanas, al dividirla entre 3 resulta el 260 del KUCH K’INIL, que actualmente llaman Tolkín, Tonalprhualli, etc., y que tiene relación con el periodo de gestación humana; esta tabla es aprovechada para el manejo conciente de los procesos energético y el desarrollo humano integral. Júpiter, BOLON YOKTEIL, el Caminante Sagrado del grado 9 astronómico, la eclíptica, recorre el camino zodiacal, saliendo del punto cero del cielo maya, TSAB, el cascabel de la serpiente, las Pléyades, hasta regresar al mismo sitio cada 12 años, pero los mayas ya percibían que cada vuelta, el Sol cambia de polaridad, entonces la doble vuelta es el ciclo completo y 24 Haabs (8 x 3 Haabs), es la medida del AHAU K’ATUN y 13 de estos conforman un UUTS’ K’ATUN, o Rueda Profética, medida con la cual escribieron su historia y sus pronósticos o profecías.

Es evidente que personajes con tal poder de observación y concreción matemática, no podían haber sido los salvajes que nos quieren hacer creer que éramos, según los libros de texto oficiales. Su filosofía es profunda e integra en todo momento al Ser Humano con el movimiento del Cosmos. Su organización social también fue muy avanzada y podríamos afirmar que aquí no existían muchos dioses, reyes, ni gobernantes herederos de dinastías divinas, su gobierno emanaba de los consejos de sabios y ancianos que tenían que mirar por gran cantidad de descendencia, los AHAU y Tlatoanis eran solamente voceros; cada familia tenía un huerto o parcela para trabajar, lo cual era hecho preferentemente por las mujeres y niños, porque los hombres iban a los campos comunales, de los cuales recibían algún porcentaje. Existía un sistema de trueque y de ofrendas, no un comercio como el que conocemos ahora, de todo esto tenemos aún evidencias en los pueblos originarios.

Sería una decisión inteligente retomar todos estos avances prácticos y científicos para desarrollar una cultura integral en los siglos por venir y dejar de vivir acomplejados por el hecho de ser indios incultos, y hasta avergonzarnos por haber nacido en estos magníficos lugares, los cuales han sido difamados e incomprendidos. Es una necesidad imperiosa el reeducar a este pueblo retornando a nuestras raíces, a nuestro orgullo y moral ancestral; tenemos que revalorar nuestra verdadera riqueza y no adoptar la decadencia de la incultura dominante. Si nos miramos bien, estamos plenos de virtudes e ideas antiguas aplicables para la Nueva Era que tenemos que crear, una era 4 AHAU, de conocimiento y sabiduría ancestral, de esencia, 3 Kank’in, de madurez y abundancia de ideas y comprensión; Sol del conocimiento.


NUEVO CALENDARIO ZODIACAL MAYA 2019.



CALENDARIO ZODIACAL MAYA

Extraído de las principales fuentes, como estelas de piedra, códices y manuscritos conocidos como “Libros del Chilam Balam” y estudiando las interpretaciones de los estudiosos más reconocidos de la academia oficial como Alfredo Barrera Vázquez, director de la INAH en Yucatán y otros independientes, entre los que se encuentran Héctor M. Calderón, Domingo Martínez Paredes y muchos otros pertenecientes a la Academia de la Lengua Maya e historiadores diversos, a través de los años fuimos extrayendo la esencia de una sabiduría científica elaborada con el trabajo de observación de muchos milenios. Efectivamente, nos encontramos con una raíz científica y espiritual que ha sido a mi opinión mal interpretada como una serie de creencias primitivas, sin sospechar que aún la ciencia contemporánea tendría que reparar en los descubrimientos de los mayas con respecto a los ritmos solares y planetarios, relacionados con la biorrítmica terrestre.
La realidad supera por mucho a las fantasías contemporáneas y de cada premisa expuesta en este calendario, tenemos las comprobaciones, ya sean idiomáticas, matemáticas, astronómicas, filosóficas, biológicas, etc. La sabiduría maya surge de los ritmos naturales del universo, el maya nunca se concibió separado del cosmos; Dios es la inteligencia creada por el movimiento organizado del universo y por ello crearon los sabios mayas, tablas de números maestros de sincronía y trabajo armónico codificado en signos y números a los que ahora interpretan como calendario y en realidad es una guía para trabajar como personas verdaderas, HALACH UINIKOB. Iniciarte en los trabajos de sincronía, organizado en encomiendas para tu propia superación y la de todos, es una gran aventura que algún día habrá que iniciar y de la cual no te arrepentirás.
Este calendario es un instructivo sencillo y práctico para comenzar a manejar el SUHUY UOH T’AAN, el lenguaje de los iniciados en el SAK BEH, Camino Blanco de la espiritualidad MA-YAH (no dolor), que puede llevarnos a la liberación tan ansiada. Estamos redescubriendo la ciencia ancestral que casi fue extinta a causa de las formas materialistas del pensamiento que invadieron estos paradisiacos parajes mesoamericanos. Anímate a experimentar en ti mismo un sistema antiguo y nuevo a la vez de autoconocimiento; las instrucciones son sencillas y ponemos a su disposición la asesoría que se requiera. Caminemos juntos este camino. AHAU.







El calendario maya no son 13 lunas, veamos por qué...


Seguido me hacen la pregunta de porqué no somos seguidores del Sincronario inventado por Don José Argüelles y no me queda ahora más que tratar de responder lo más breve que me sea posible y éstas son las respuestas: Para empezar, conociendo los orígenes de esta Tabla Calendárica, tengo que darlo a conocer a todos aquellos que están comenzando en el estudio del Calendario Maya. En muchas estelas de piedra en los antiguos templos Mayas, nos encontramos con que para abrir una narración se pone primero un glifo introductor (evidentemente zodiacal) y después, la fecha de Cuenta Larga (5 dígitos matemáticos para numerar los días), acompañada de la fecha de Kuch K'inil (Tzolkín) (tabla de 260 días, 13 números combinados con 20 signos), luego la del Haab (tabla de 365 días, conformados de 18 veintenas y 5 días más), después otra serie de glifos entre los que se encuentra el denominado por los arqueólogos como Glifo G, que es una cuenta de novenas que relacionan con los 9 Señores de la Noche y otras inscripciones, como las que nos marcan las fases lunares. En el Códice de París o Peresiano, páginas 23 y 24, se encuentra una tabla con signos astronómicos mayas, que los estudiosos durante mucho tiempo han tratado de descifrar, el cual también fue motivo de estudio durante muchos años del Ing. Héctor M. Calderón, quien concluyó ésta reconstrucción de la tabla en los años 90s, el cual fue publicado por el investigador norteamericano radicado en México Hugh Harleston Jr., agregando algunas aportaciones propias. Esta tabla ahora es la que usan muchos. Después de la publicación del libro, revisando el programa de computación para cálculo de fechas mayas creado por Calderón, vimos que era necesario hacerle algunos ajustes, entre ellos estaba, 11 días de atraso que tiene el zodiaco publicado por Hugh, por lo cual nos dimos cuenta que somos culpables de que se esté usando ahora un Zodiaco Maya corrido con error. Ya corregido esto y también algunos nombres de las constelaciones, un día tuve oportunidad de comunicarle a José Argüelles acerca de estas correcciones, pero parece que ya no le convenían a él, a causa de que con el error y corriéndole un día, le embonaba perfectamente con el supuesto Año Maya (que comienza un 26 de julio gregoriano,16 juliano) instituido por un Inquisidor y perseguidor de todo aquel que supiera los secretos de los Mayas, el Fraile Diego de Landa y que es el que rige a los argüellanos. El ajuste que tuvimos que hacer fue basado en que para completar la tabla, Don Héctor estuvo buscando un periodo al que los arqueólogos reconocieron como la Fecha Cascabel y que Las Pléyades son las que eran conocidas entre los Mayas como TSAB, el cascabel de la constelación de TSAB KAN, la serpiente, llegando a la conclusión de que ese día corresponde a cuando el Sol se alinea con este conjunto de estrellas y es el 20 de mayo. ¿CALENDARIO LUNAR? Don José Argüelles y su gente interpretaron que esta tabla era lunar y dicen que 13 lunas son más exactas en un año que 12 y creo que esto no es cierto, puesto que cada signo del Zodiaco Maya no empieza con la luna nueva. El ciclo lunar es de 29.53 días y si multiplicas este por 13 te da 383.9, o sea 384 días. Te vienen sobrando 19 días en un año. Ahora bien, si multiplicamos el ciclo lunar por 12 nos da 354.36, o sea que nos faltan como 11 días para completar el año; o nos sobran 19 días con las 13 lunas o nos faltan 11 con las 12 lunas, ¿cuál crees más exacta?. Entonces seguro que no es un calendario lunar. Un día, ojeando un libro llamado “LAS PROFECÍAS MAYAS”, de Adrian G. Gilbert y Maurice M. Cotterell, me encontré con un dato importante y revelador para mí, en ese momento, acerca de que el sol gira sobre su propio eje, en su ecuador, en 26 días visto desde el espacio y 28 desde la Tierra. Calderón ya había escrito acerca de los Mayas y su conocimiento de las manchas solares, por lo cual no estábamos ajenos a estos datos. Concluimos que esta tabla del Zodiaco Maya también era útil para la medición de los ciclos solares y que el número 13 es la relación entre el sol y la tierra; entonces esta es una Tabla de 13 SOLES y no de 13 lunas; en el códice viene un glifo de K'in, el Sol, arriba de cada uno de los animales zodiacales y no encontramos alguno de UH, la Luna. He aquí un error de concepción que ha sido difundido por todo el mundo, por Don José, haciendo ver a los Mayas como un pueblo primitivo, impreciso en sus mediciones astronómicas. Si agregamos a este error de la cuenta de Argüelles el hecho de que en su forma de correr el "Tzolk'in" repite días (28 y 29 de febrero son el mismo día de "Tzolk'in", según él), cosa que no se debe de hacer, porque esta tabla es la unidad de medida de tiempo de los Mayas y es como si al metro le aumentaras centímetros cada vez que creyeras necesario y luego el hecho de que usa una constante cronológica inmedible, con la que no puedes fechar correctamente las estelas ni códices y si conocemos que los Mayas iniciaban una Era de Cuenta Larga siempre en un 4 AHAU, acompañado de una fecha de Haab, en este caso 8 KUMKU. Don José con su cuenta habla del 22 de diciembre del 2012 como final de la cuenta y en su cuenta da un día 13 LAMAT, que le llaman ellos Estrella Cósmica Amarilla, no entiendo de qué se trata, pues sabemos que esta Era de 5125 años con 134 días, o OSHLAHNIKTE (Oshlahkatun según la arqueología oficial) tiene que terminar con un 4 AHAU, combinado con un signo de Haab Kank'in. Con estas incongruencias solamente puede engañar a muchos neófitos en la materia y sólo a ellos. Los significados que da de la tabla del "Tzolkin" están distorsionados, al igual que sus glifos. Si especifica Argüelles que su Sincronario no es el Calendario Maya, como sus seguidores lo afirman y aclara que es una propuesta nueva para un cambio de concepción del tiempo, está bien, mas yo creo que este cambio no reflejaría la continuidad histórica y astronómica del tiempo que quedó con la herencia Maya. Hoy estamos viendo que en la humanidad existe mucha gente deseando encontrarse con los cambios necesarios para el inicio de una Nueva Era diferente, con paz verdadera. El movimiento que ha iniciado mi tan criticado amigo José Argüelles, ha tenido un gran éxito por su propuesta ecologista y espiritual, pero la realidad supera a la ficción creada por él, pues al entender la maquinaria cronológica maya, nos damos cuenta de su gran utilidad astronómica, agrícola y de desarrollo humano, válida para cualquier época. Es necesario crear un movimiento paralelo al de las 13 lunas, diferente, basándonos en lo más puro y verdadero de la sabiduría ancestral y en este caso la de los tan admirados Mayas. Propongo el crear e integrarnos con el MOVIMIENTO DE LOS 13 SOLES, que conjunte a todas aquellas tribus de los buscadores de la verdad y los organice para trabajar como ya lo han venido haciendo los seguidores del Dremspell de Argüelles, quienes pueden ser un ejemplo por su organización y entusiasmo. Convocamos a la creación de este movimiento que seguro puede dar grandes luces al mundo, pues estamos seguros de que en él se aglutinarán gran cantidad de hermanos que saben que tienen una gran misión en estos tiempos tan difíciles por los que está pasando nuestro planeta.

Ki' ki' óolal yanak teech (que el bienestar sea en tí).
Sergio Ch'eh Keh.
www.arteyculturamaya.com.mx
arteyculturamaya@yahoo.com.mx

Descubre las listas de fechas de diferentes cuentas o correlaciones. Saca sus conclusiones. 

Carta Natal Maya

Es un estudio completo, en el que la sabiduría maya nos guía acerca de nuestras influencias astronómicas, qué función tenemos con respecto al mundo que nos rodea, cómo tranformamos las energías esenciales de la vida y por lo tanto clarifica la misión de las personas. Más información en el panel de Carta natal, calendarios y libros mayas:
www.arteyculturamaya.com.mx
Envíanos tu fecha, hora y lugar de nacimiento.
arteyculturamaya@yahoo.com.mx


CD's de musica prehispanica maya, new age, etc.

Artista plastica hecho en Mexico